GEO-RADAR

GEORRADAR EASY LOCATOR IXM con antena SHALLOW
El EASY LOCATOR es un Georadar que incorpora un sistema para trabajar en diferentes rangos de profundidad y con una determinada resolución, que permite detectar servicios enterrados como cables eléctricos, telecomunicaciones, tuberías, acometidas, conducciones de gas tanto metálicas como no metálicas.
El Georadar es una técnica no destructiva, esta basada en la emisión y propagación de ondas electromagnéticas en un medio, con la posterior recepción de las reflexiones que se producen en sus discontinuidades. El Georadar se ha convertido en una herramienta tecnológica con un gran presente en aplicaciones de ingeniería civil y en muchas otras áreas de investigación que necesitan un conocimiento preciso del subsuelo.
Ideal para el trabajo en la construcción y ambientes industriales donde es necesario minimizar los riesgos de posibles daños a las infraestructuras
existentes a la hora de realizar obras o bien para trabajos de localización y trazado de servicios enterrados.

 

GEORRADAR EASY LOCATOR IXM con antena SHALLOW


Cuando se realiza un proyecto, en una zona donde que ha sido construido o se desconoce los servicios que existian, antes de comenzar las obras es muy útil realizar un recorrido con un Geo-Radar por las zonas donde transcurra dicha obra.

Con un Geo-Radar se pueden detectar gran cantidad de servicios que están enterrados y así evitar o planificar zonas alternativas o actuaciones que no se contaban con ellas por no aparecer en cartografía o planos muy antiguos. 

 

 

El EASY LOCATOR es un Georadar que incorpora un sistema para trabajar en diferentes rangos de profundidad y con una determinada resolución, que permite detectar servicios enterrados como cables eléctricos, telecomunicaciones, tuberías, acometidas, conducciones de gas tanto metálicas como no metálicas.

El Georadar es una técnica no destructiva, está basada en la emisión y propagación de ondas electromagnéticas en un medio, con la posterior recepción de las reflexiones que se producen en sus discontinuidades. El Georadar se ha convertido en una herramienta tecnológica con un gran presente en aplicaciones de ingeniería civil y en muchas otras áreas de investigación que necesitan un conocimiento preciso del subsuelo.

Ideal para el trabajo en la construcción y ambientes industriales donde es necesario minimizar los riesgos de posibles daños a las infraestructuras existentes a la hora de realizar obras o bien para trabajos de localización y trazado de servicios enterrados.

 

 

 

Nos desplazamos por toda la geografía Estudiamos sus necesidades Contacte con nosotros
1 2 3